JimbeeJimbofreshValores Jimbo

Jimbee, una temporada especial

By 26 junio, 2019 No Comments

Cuando hablamos de la temporada de Jimbee no solo hablamos de melón, también lo hacemos de fútbol sala. Una apuesta donde la innovación, el sabor y la tradición se mezclan con los valores deportivos, la cantera y fomentar la actividad física junto a una dieta saludable según las palabras de Miguel Ángel Jiménez Bosque.

¿Cómo se está desarrollando la nueva temporada de melón?

Esta campaña comenzó según fecha y forma establecida pero este invierno ha sido más cálido de lo normal lo que permitió que los primeros cuajes fuesen de una forma fantástica y vegetativamente muy bien, pero en el mes de abril tuvimos precipitaciones por encima de los 100 litros lo cual provocó que los melones perdiesen raíz y que perdiesen cuajes lo que provocó que los primeros melones sufrieran más de la cuenta y tuvieran pérdida de producción y de calidad.

¿Cuál es la situación en campo actualmente?

La situación del campo ha mejorado tras esta primera situación de los primeros cuajes y las primeras plantaciones más medianas y tardías van mejor ya que la meteorología es mejor pero todavía no es tan veraniego como debería ser porque aún la sensación es fresca, de viento, con precipitaciones de vez en cuando, por lo que los melones van retrasados con falta de calibre, siendo una campaña un poco inusual. Estimamos que habrá en torno a un 20-25% menos de producción de kilos por hectárea en general de todas las frutas, ya que esto ha provocado que haya menos frutas por plantas y estas sean más pequeñas.

¿Cómo van las ventas en Europa? La campaña no comenzó de forma muy dinámica, ¿ha mejorado la demanda?

Estamos empezando la campaña, quizás sea aún pronto, pero si hay una gran aceptación, hacia la fruta con sabor, siendo este nuestro principal valor y teniendo claro cuales son nuestros objetivos. Para nosotros el sabor es lo más importante y por ello trabajamos en nuestras variedades que tenemos en exclusiva como son el Lililup, Okashi, Jimbee y en esa línea, cada vez los clientes están más satisfechos y confiados en un producto como decía de sabor, único e innovador, obteniendo un feedback muy positivo de los consumidores.

Desde no hace mucho se ha dado un giro y de nuevo se habla de sabor en melón. En Jimbofresh siempre habéis apostado por el sabor, ¿cómo veis este cambio de tendencia? ¿se ha avanzado bastante o todavía queda mucho trabajo por hacer?

Desde el principio en la empresa hemos tenido clara nuestra apuesta por el sabor, la innovación, trabajando con variedades en exclusiva donde trabajamos conceptos diferentes y nuevos formatos donde el tamaño es muy importante. Melones pequeños, sandía pequeña, ¡“on the go!” una tendencia clara y que cada día está cambiando, empezando desde el núcleo de hogar, cada vez más pequeños y un consumidor que busca saber lo que come, disfrutar al máximo, que además sea saludable y que satisfaga todas sus exigencias. Por ello para esta nueva temporada hemos lanzado un nuevo melón llamado Lililup.

Sabemos que aún queda mucho por hacer, sabemos cual es el cambio de tendencia al sabor, a un producto saludable, pero en el melón aún su producción es de un 90% en variedades de larga vida, siendo solo un 10% aproximadamente variedades tradicionales debido a que son más complicadas de trabajar, de manejo y teniendo menos kilos por hectárea y menos rendimiento, siendo un trabajo más artesanal.

El sabor importa y el tamaño también. Muestra de ello es Lililup. ¿Qué nos podéis contar sobre ella? ¿Cuáles son sus principales virtudes? ¿cuánto pesa? ¿de cuándo a cuando está disponible? ¿Dónde se comercializa y cómo la están recibiendo los mercados?

Para esta campaña añadimos un nuevo melón, un melón pequeño, un melón como nos gusta decir con personalidad y que sigue la línea que hemos comentado anteriormente cubriendo las necesidades actuales de los consumidores y su demanda. De un tamaño personal, Lililup ofrece nuevas posibilidades de disfrutar del melón, donde lo podrás llevar a la oficina, al gimnasio, al colegio y donde quieras y además te permite comerlo con cuchara. De carne jugosa y dulce, se va a convertir en un melón de día a día donde el sabor y los nuevos hábitos de vida son lo principal en este nuevo cambio. La producción de Lililiup se centra en España en los meses de junio, julio, agosto y septiembre, pero pensamos que este concepto nuevo el consumidor lo quiere tener 12 meses. Por ello hemos dado un salto en la producción en Senegal y con pruebas en Brasil donde este año en colaboración con un productor local vamos a compartir nuestra licencia de Lililup para tenerlo 12 meses al igual que Okashi. Lililup se va a comercializar en dos calibres, 10 y 12 en caja 40×30 con peso entre los 400g-450g y 450g-550g. Un peso ideal para llevar, que lo podemos pelar y sobretodo podemos comer con cuchara, estando disponible en los lineales a partir de esta campaña.

A parte de Lililup, estamos trabajando en un nuevo concepto de Sandía “Mini-mini”, bajo la marca Kisy con un peso entre 600g y 800g y con un sabor jugoso, fresca, crujiente y que sigue nuestra línea de trabajo con los nuevos formatos, obteniendo una gran aceptación y al igual que los conceptos pequeños, te permite disfrutar donde quieras y con infinidad de posibilidades.

Jimbee también es deporte, ahora con mucha fuerza en el fútbol sala masculino. En los melones me hablaba de sabor, de la apuesta de su empresa por la innovación ¿por qué apuesta el Jimbee Cartagena?

Sin duda, por cambiar una inercia que a veces parece ha acompañado siempre al deporte cartagenero. Hemos creado un Club sólido, con una estructura profesional, creemos que, con un gran equipo y con mucho futuro. Vamos a competir con los grandes, los valores de este Club son: la humildad, el esfuerzo y luchar siempre hasta el último minuto, nuestra ciudad vive en futbol sala de una forma especial, será un año decisivo, un salto importante para asentarnos en la élite de nuestro deporte.

¿Tiene claro cómo será el Jimbee Cartagena para la próxima temporada?

El año pasado llegamos muy tarde al mercado, empezamos a trabajar a mediados de agosto, este año tenemos más tiempo, y todo se ha podido hacer mejor. La plantilla está casi definida, vamos a incorporar jugadores que aporten calidad y ganas de crecer. Vamos a tener una plantilla muy competitiva, amplia y equilibrada. Estoy convencido que la afición nos va a apoyar y ayudar en todo. Está claro que pasaremos momentos difíciles, pero la unión que se está creando entre el club y Cartagena, nos va a llevar muy lejos, a disfrutar mucho de este deporte y de ver a nuestra ciudad en lo más alto del deporte nacional.

Leave a Reply