En Jimbofresh somos un grupo de agricultores apasionados con el cultivo tradicional y con un objetivo común: traer de vuelta el sabor original del melón.

Todos nuestros cultivos son producciones propias, lo que nos permite controlar todos los eslabones de la cadena de calidad desde la semilla hasta el envío a los clientes.

Nuestros melones se cultivan en el Campo de Cartagena, una zona de gran tradición melonera debido a la fertilidad de los campos y a un clima idóneo. Todo ello hace de esta zona el lugar perfecto para el cultivo del melón.

Perfeccionamos el cultivo tradicional

Nuestros melones se cultivan en el Campo de Cartagena, una zona de gran tradición melonera debido a la fertilidad de los campos y a un clima idóneo. Todo ello hace de esta zona el lugar perfecto para el cultivo del melón.

Nuestros técnicos asesoran a los agricultores durante la siembra el crecimiento y la cosecha de los melones realizando un seguimiento continuo para asegurarse que obtenemos los mejores melones posibles.

Son también nuestros técnicos los que deciden cuál es el momento perfecto para cosecharlos; justo cuando el melón está en su punto. Esta es la razón de que nuestras variedades tradicionales se cosechen más frecuentemente que otras variedades larga-vida. De esta forma nos aseguramos que cada melón llega al centro de procesado en su punto óptimo de madurez.

Cultivando amor por la fruta

Con esta forma de trabajar nos aseguramos que cada melón llegue al cliente en su mejor momento, más fresco, prácticamente recién cosechado, justo cuando su sabor es perfecto.

Nada de esto sería posible sin la pasión y el esfuerzo desde el primero al último de nuestros empleados que miman cada producto y ponen el máximo cariño en cada detalle, todo ello con un fin común: conseguir la máxima satisfacción de nuestros clientes. Jimbofresh ¿Nuestro secreto? Sentir pasión por el melón.